Posts Tagged ‘fraude electoral’

Estupidez electoral en EEUU

November 1, 2012

Hoy fui a votar en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Al elegir a mi candidato, cuál fue mi sorpresa al ver que todo el proceso es electrónico y que no queda absolutamente ningún record en papel de lo que yo voté. Sólo se me ofreció la posibilidad de votar electrónicamente. Esto atenta contra el más básico sentido común. Una cosa es que sigamos un proceso electrónico para ser más rápidos y eficientes y otra muy distinta que confiemos completamente en ese sistema y no podamos contrastar los resultados finales con  ninguna otra fuente de información para garantizar que son fidedignos. Eso no sólo es ridículo, sino muy peligroso y hasta me atrevería a decir estúpido.

EEUU insiste sistemáticamente a muchos países del mundo en que tenga unas elecciones transparentes y fiables, ¿pero lo son las estadounidenses? ¿Está totalmente descartado un fraude cibernético en Estados Unidos? ¿Podría incluso un simple error no intencional modificar los resultados? ¿Es el sistema de voto electrónico fiable al cien por cien? ¿Es posible pensar que en algún momento un presidente pueda llegar a la Casa Blanca debido a fallos en el sistema de voto electrónico y no por haber ganado legítimamente las elecciones?

Yo fui asesor de comunicación del Tribunal Supremo Electoral de Guatemala durante las elecciones presidenciales del 2011. En Guatemala se votó con papel, pero los colegios electorales enviaron la información electrónicamente al Tribunal Supremo Electoral para que los votos fueran tabulados más rápidamente y el pueblo guatemalteco supiera lo antes posible quién sería su próximo presidente. Sin embargo, tras enviar el recuento de votos electrónicamente, las papeletas fueron transportadas al tribunal para ser contadas una a una y verificar que la información electrónica fue correcta. La tarea se realizó frente a representantes de los distintos partidos políticos para garantizar la imparcialidad. Eso es un ejemplo de adaptarse a los tiempos y usar los medios cibernéticos de forma razonable e inteligente, pero, al mismo tiempo, conservando el sentido común.

Si estamos eligiendo al líder de los Estados Unidos durante los próximos cuatro años, ¿no es necesario tomar todas las medidas necesarias de precaución para asegurarnos de que el resultado refleje la voluntad de los votantes? ¿Por qué Guatemala puede usar votos de papel y después recontarlos y Estados Unidos no? ¿Cuál es el inconveniente para hacerlo y despejar así cualquier duda sobre un posible fraude o error? ¿Y no es eso especialmente importante cuando la realidad ha demostrado que una elección presidencial puede perderse en EEUU por apenas 537 votos, como ocurrió en la contienda entre Gore y Bush?

Este año la policía austríaca arrestó a un joven de quince años acusándolo de haber penetrado las operaciones cibernéticas de 259 empresas. Pero la lista es larga. Todo tipo de grandes empresas internacionales han sido penetradas por los llamados hackers, incluso las expertas en operaciones cibernéticas. Y la lista se amplía a gobiernos. El propio Pentágono ha admitido que ha sido penetrado cibernéticamente repetidas veces. Y si el Pentágono, con cientos de miles de millones de dólares de presupuesto y con una unidad de élite especializada específicamente en evitar que hackers logren penetrar al Departamento de Defensa, es penetrado, ¿por qué no sería factible poder alterar cibernéticamente los resultados de unas elecciones? ¿Y si fuera un gobierno extranjero enemigo de Estados Unidos el que quisiera hacerlo? Podría usar recursos ilimitados a tal fin.

En un tema tan importante como unas elecciones hay que usar el sentido común y, al final del día, es necesario contar votos en papel para asegurarse de que coinciden con la tabulación cibernética. Estoy completamente a favor de que se pueda votar electrónicamente por los motivos antes mencionados, pero el votante tiene que obtener un record en papel de lo que votó y dejarlo en el colegio electoral para que al final del día haya un recuento de votos fiable. No hay otra forma para que el votante se vaya tranquilo pensando que su voto realmente se contó bien. Es la legitimidad de las mismas elecciones la que está en juego. Es realmente increíble que el gobierno federal tenga un presupuesto de más de 3 billones (trillion) de dólares y que sin embargo no haya invertido una cantidad que sería irrisoria comparada al total en un sistema que despeje cualquier duda sobre la legitimidad del próximo presidente estadounidense.

Hoy fui a votar y cuando vi que no quedaba ningún record en papel de mi voto no pude dejar de pensar que las elecciones de Guatemala podrían ser más fiables que las de los EEUU.

Advertisements