Archive for the ‘Media Training’ Category

Clean Slate

April 12, 2012

Our firm specializes in crisis management and training spokespersons to efficiently convey their message to the media, or Media Training. However, if the Miami Marlins baseball team called on us to manage the crisis brought about by their manager, Ozzie Guillén, our answer would have to be: “Up till now you have handled the situation poorly. Regardless, we’re sorry but this situation is unfixable. The only solution is to clean the slate and, also, do it as quickly as possible.”

For those who may not be aware of it, Ozzie Guillén, a 48 year old US citizen born in Venezuela, told Time Magazine that “I love Fidel Castro… I respect Fidel Castro, you know why? A lot of people have wanted to kill Fidel Castro for the last 60 years, but that… is still here.” Guillén also used a profanity that was most inappropriate for someone who not only represents a professional sports franchise but also a city: Miami.

We’re in a country where freedom of speech is respected. Anyone has the right to say his or her opinion and defend it in public. However, it’s clear that praising Fidel Castro in a city like Miami, the capital of the Cuban diaspora, doesn’t precisely show great sensibility towards the city’s Cuban community.

On the other hand, just like Guillén can have an opinion, that’s also a right of Miami’s Cuban community. Especially if we take into account that it is the citizens of Miami who buy tickets to see the Marlins play. And that doesn’t take into account the $487 million in public funds spent to build their stadium which, likewise, were paid by taxpayers. Paradoxically, a stadium located in the very heart of Little Havana, one of the most emblematic places for Cuban exiles.

The Marlin organization distanced itself from his comments and suspended Guillén for five games, adding that his salary for those days would be donated to charitable organizations. Guillén held a press conference where he apologized and said that his comments were misunderstood.

Time Magazine isn’t a second-rate publication. It is one of the most important media organizations in the world. I just can’t believe that it’s reporters would publish something like this, knowing the controversy it would stir-up, if they didn’t have concrete proof of these having been Guillén’s exact comments. If they had distorted the manager’s comments, I assume that Time would be sued for millions of dollars for seriously damaging Guillén’s image and career.

In any crisis where an organization or a person have made a mistake, asking for forgiveness is the first step to beginning to resolve the crisis. However, in this case, I don’t think it will solve anything. First of all, Guillén apologized but never rectified his opinion of Castro. However, even if he said today that Castro is a dictator, his words would probably not be seen as credible by Miami’s Cuban community. They’d likely be perceived as an attempt to hold on to his job and his $10 million salary. Secondly, his body language during the press conference didn’t seem to match with what he was saying. It’s important to remember that 80% of someone’s credibility is conveyed by their body language and not the actual message.

On the other hand, the sanction imposed by the Marlins is probably hurting rather than helping them. It seems clear that Guillén has lost the Cuban community’s support, a fundamental fan base for the team. The longer they take to decide to get rid of this manager, the more damage it will do to their relationship with this Cuban community. Guillén has every right to give his opinion and the Marlins also have every right to fire him if they realize that they have lost the support of the community they represent.

 In circumstances such as this one, Media Training or crisis management have very limited value. Guillén also faces another problem because now he can’t make anybody happy. Not Miami’s Cuban community nor Fidel Castro’s supporters. The first because he offended them and the others because of his attempt to take back what he said.

Advertisements

Borrón y cuenta nueva

April 11, 2012

Nuestra empresa se especializa en manejo de crisis y cómo entrenar a representantes de organizaciones para transmitir con eficacia su mensaje a la prensa. Estos últimos son los llamados cursos de Media Training. Sin embargo, si el equipo de béisbol de Miami, los Marlins, nos llamara para manejarles la crisis que ha creado su entrenador, Ozzie Guillén, nuestra respuesta sería: “Hasta ahora han manejado mal la situación. Independientemente de eso, lo sentimos pero esto no hay quien lo arregle. La única solución es borrón y cuenta nueva y, además, hacerlo lo más rápido posible”.

Para quien no esté al corriente de lo ocurrido. Ozzie Guillén, de 48 años y ciudadano estadounidense nacido en Venezuela, declaró a la revista Time que “Yo amo a Fidel Castro. Yo respeto a Fidel Castro. ¿Sabes por qué? Mucha gente ha tratado de matarlo durante los últimos sesenta años, pero ese… todavía está ahí”. Guillén añadió a la frase una expresión grosera y muy poco apropiada para una persona que representa no sólo a una institución deportiva de primera línea, sino también a una ciudad: Miami.

Estamos en un país donde se respeta la libertad de expresión. Cualquier persona tiene derecho a expresar su opinión y defenderla públicamente. Sin embargo, digamos que elogiar a Fidel Castro en una ciudad como Miami, la capital del exilio cubano, no es precisamente una gran muestra de sensibilidad hacia la comunidad cubana de esa ciudad.

Por otro lado, igual que Guillén puede dar su opinión, ése es un derecho del que asimismo gozan los cubanos de Miami. Especialmente si tenemos en cuenta que son los miamenses quienes compran las entradas para ir a ver a los Marlins. Es decir, quienes pagan el sueldo a Guillén. Eso sin incluir los 487 millones de dólares de dinero público usados por el equipo para construir su estadio que, igualmente, pagan los contribuyentes. Paradójicamente, un estadio en pleno corazón de La Pequeña Habana, uno de los lugares más emblemáticos del exilio cubano.

La organización de los Marlins se distanció de esas declaraciones y suspendió a Guillén por cinco partidos, añadiendo que su sueldo de ese período será dado a organizaciones de caridad.  Guillén realizó una conferencia de prensa donde se disculpó y dijo que sus palabras se habían malinterpretado.

La revista Time no es un periodiquito de barrio. Es una de las organizaciones periodísticas más importantes del mundo.  Me cuesta mucho pensar que sus periodistas van a publicar algo así, conscientes de la controversia que va a despertar, si no tienen pruebas documentales de que eso fue exactamente lo que dijo Guillén. Si hubieran distorsionado las palabras del entrenador, asumo que Time recibiría una demanda millonaria por haber dañado seriamente la imagen y la carrera profesional de Guillén.

En cualquier crisis donde la institución o la persona hayan cometido un error, pedir disculpas siempre es el primer paso necesario para comenzar a resolver esa crisis. Sin embargo, en esta ocasión creo que no servirá para nada. En primer lugar, Guillén se disculpó, pero nunca rectificó su opinión sobre Castro. No obstante, aunque hoy dijera que Castro es un dictador, sus palabras seguramente no serían percibidas como creíbles por parte de la comunidad cubana de Miami, sino más bien como un intento por conservar su trabajo y su sueldo de diez millones de dólares. En segundo lugar, su lenguaje corporal durante la conferencia de prensa no parecía coincidir con lo que decían sus palabras. Hay que recordar que el 80% de la credibilidad de una persona está en su lenguaje corporal, no en el mensaje en sí.

Por otro lado, la sanción impuesta por los Marlins posiblemente está perjudicando más a la institución que no favoreciéndola. Parece claro que Guillén ha perdido el apoyo de la comunidad cubana, una base fundamental para el futuro del equipo. Cuanto más tarden en tomar la decisión de cambiar de entrenador, más daño se producirá en su relación con esa comunidad cubana. Guillén tiene todo el derecho del mundo a dar su opinión y los Marlins también a destituirlo si consideran que ha perdido el respaldo de la comunidad a la que representa.

En circunstancias como éstas, el Media Training o el manejo de crisis tienen un valor muy limitado. El problema adicional para Guillén es que ahora podría no quedar bien con nadie. Ni con la comunidad cubana de Miami ni con quienes simpatizan con Fidel Castro. A unos porque los ofendió y a otros porque ahora está intentando rectificar sus palabras.

Gato Communications en los sellos de correos

October 18, 2011
La empresa de asesoría en comunicación Gato Communications está estrenando un sello de correos. El sello ha sido diseñado especialmente para esa compañía y puede ser usado para enviar cartas a cualquier parte del mundo a través del servicio de correos de Estados Unidos, el USPS. El sello recoge el logo de Gato Communications.

Sellos de Gato Communications

Gato Communications es una empresa que asesora a gobiernos, instituciones, corporaciones, expertos y organizaciones sin ánimo de lucro a cómo comunicarse mejor para elevar su impacto, reputación e imagen. En el caso de las corporaciones, para aumentar su clientela y desarrollo de negocio. La especialidad de Gato Communications son los cursos de Media Training o  entrenamientos para aprender a construir mensajes eficaces y que tengan gran impacto público.

Gato Communications imparte estos cursos en español e inglés en todo el mundo. Para más información, por favor visítenos en www.gatocommunications.com.

“Este sello nos llena de alegría porque es una herramienta de marketing perfecta para continuar diseminando el nombre de la empresa. Nuestro logo estará a partir de ahora viajando por cartas que vayan a todos nuestros clientes en Latinoamérica,  Europa, Asia y África”, declaró Pablo Gato, CEO de Gato Communications.

Gato Communications on postage stamps

October 18, 2011

The consulting firm Gato Communications debuts a postage stamp. The stamp was designed especially for the company and can be used to mail letters anywhere in the world through the US Postal Service. The stamp depicts Gato Communications’
logo.

Gato Communications stamps

Gato Communications advises governments, institutions, corporations, experts and non-profit organizations how to communicate better to raise their impact, reputation and image. Regarding corporations, this assists them to increase their client base and further develop their business. Gato Communications specializes in Media Training where our clients learn how to build effective messages that result in greater public impact.

Gato Communications offers its media training courses in English and Spanish all over the world. For additional information, please visit us at www.gatocommunications.com.

 “We are thrilled with this stamp because it’s the perfect marketing tool to continue spreading our name nationally and internationally. From now on our logo will be traveling on letters to our clients in Latin America, Europe, Asia and Africa,” said Pablo Gato, CEO at Gato Communications.

Gato Communications organiza una conferencia de prensa en el prestigioso National Press Club de Washington, DC

October 15, 2011

La empresa de asesoría en comunicación Gato Communications organizó una rueda de prensa para el Sistema Universitario Ana G. Méndez (SUAGM) el 13 de octubre en el National Press Club de Washington, DC.

SUAGM es una institución académica de gran prestigio y crecimiento. Con 17 campus en Puerto Rico y Florida, anunció en la conferencia de prensa que en noviembre inaugurarán el siguiente campus. Esta vez en el área metropolitana de la capital, Washington, DC. Para más información, por favor leer la nota de prensa.

El evento fue atendido por más de 60 medios de comunicación y representantes de diversas organizaciones. El impacto en los medios del anuncio fue inmediato, con notas desde medios locales de la ciudad capital como El Comercio o Washington Hispanic a otros nacionales e internacionales como la agencia española EFE, la mexicana NOTIMEX o la cadena británica BBC Mundo.

GatoCommunications se especializa en Comunicación Estratégica para ayudar a sus clientes a usar todas las herramientas para comunicarse mejor y construir un mensaje más efectivo. Esto significa más reputación, un perfil más alto y en el caso de las empresas, más desarrollo de negocio. Para más información por favor visite www.gatocommunications.com.

El National Press Club es el lugar obligado de asistencia para los grandes líderes nacionales e internacionales que visitan la capital de Washington, DC. Es el foro por antonomasia de la prensa de la capital.

A first impression is essential for effective communications

September 20, 2011

The cliché is true: “You never have a second chance to make a good first impression.” That applies to both your professional and personal lives. All the psychological studies indicate that once someone has made a first impression of you, it’s very hard to change their mind later. That is why it’s so important to make a fantastic first impression.

At a job, that first impression is vital. If during the first few weeks at a new job you come across as a hard-working model employee that’s the image that will be associated with you. It won’t matter if your behavior changes later and you don’t continue to be that model employee from before. However, if the first impression people get is negative, it doesn’t matter how much you improve; most of your co-workers will always think of you negatively. And that’s exactly how it works in politics. Once a voter has formulated an initial opinion of a candidate it’s very difficult to change it. It doesn’t matter the reasons for
changing it, voters will tend to hear what they want to hear.

That is, you must pay special attention when you have to make an unbeatable first impression.

J.D. Schramm, in his paper “Effective Communication Begins with a First Impression,” goes into detail regarding the importance of this first impression in all facets of our interactions with others.

For example, he mentions that a presentation should never begin with “Good morning, my name is Gary Anderson and I’m managing director at Acme…”

Why? Have you said anything that grabs your listeners’ attention? Did you say anything truly important? No. In reality, you wasted a good opportunity to capture our attention from the onset.

Before starting your presentation, think about something different, original, innovative. Something that will make your audience turn to you and “truly” pay attention. Every year we watch dozens, hundreds of presentations. Do we remember anything special afterwards? Did we see or hear something that stayed with us? In the great majority of cases, the answer is no. And don’t forget that first impressions are not only important in face-to-face meetings, but also over the phone, on videoconferences and even on email. In a job market as difficult as this one, every detail is a clear competitive advantage. Don’t let them go to waste.

And don’t forget that 80% of what you communicate is done through non-verbal corporal language. The importance of your concrete message barely reaches 20%.

Your facial expression, how you carry yourself, your eye contact, your open or defensive physical gestures, your tone of voice. Those factors make up the most important part of your message. If what you say matches your non-verbal body language,
your message will be accepted as truthful. However, if your words say one thing and your body language another, your message will be rejected as incoherent and unauthentic.

There are many factors that have a bearing on whether a message is perceived as truthful or false. How we express ourselves, what we wear, how we communicate with our bodies are of utmost importance. For better or worse, many people do judge a book by its cover.

Pablo Gato

CEO, Gato Communications

For more information about Effective Communication, visit us at www.gatocommunications.com

La primera impresión, vital para una comunicación efectiva

September 20, 2011

Lo dice el refrán: “Nunca tienes una segunda oportunidad para dar una buena primera impresión”. Eso aplica no sólo para el ámbito profesional, sino también para el personal. Todos los estudios psicológicos indican que una vez que una persona se ha hecho una idea inicial sobre ti, es ya después muy difícil cambiarla. Por eso es necesario dar una magnífica primera impresión.

En un trabajo, esa primera impresión es vital. Si en las primeras semanas en tu nuevo empleo demuestras ser un trabajador modelo, ésa será la imagen que perdurará de ti. No importa si posteriormente tu rendimiento decae y ya no eres tan trabajador modelo. En cambio, si la primera impresión es negativa, no importa lo mucho que mejores, la mayoría de tus compañeros siempre tendrán esa idea negativa de ti. Y eso funciona exactamente igual en la política. Una vez un votante se ha hecho una idea inicial sobre un candidato, es muy difícil modificarla. No importa qué argumentos se den, los votantes tenderán a escuchar sólo lo que quieren escuchar.

Es decir, hay que prestar especial atención a la hora de causar una inmejorable primera impresión.

J.D. Schramm, en su estudio “Una comunicación efectiva comienza con una buena primera impresión”, ahonda sobre la importancia de esa primera impresión en todas las facetas de nuestras interacciones con otras personas.

En el escrito, por ejemplo, menciona que una presentación nunca debe empezar con un “Buenos días, mi nombre es Francisco García. Soy el Presidente de la empresa Teléfonos de Costa Rica y hoy estoy aquí para…”

¿Por qué? ¿Ha dicho acaso algo que nos llamó la atención? ¿Mencionó algo intrínsecamente interesante? No. En realidad, perdió una buena oportunidad para capturar nuestra atención desde el inicio.

Antes de iniciar su presentación, piense en algo distinto, original, innovador. Algo que haga que toda su audiencia gire su
cabeza hacia usted y comience a prestarle “verdadera” atención. Cada año vemos decenas, cientos de presentaciones. ¿Recordamos algo especial de ellas? ¿Vimos o escuchamos algo que se quedara grabado en nuestras mentes? En la inmensa
mayoría de los casos la respuesta es no.

Y no olvide que las primeras impresiones no son sólo cuando usted se presenta en persona, sino también en una conversación
telefónica, videoconferencia o incluso en un email. En un mercado laboral tan difícil como el actual, cualquier detalle se convierte en una clara ventaja competitiva. No los desaproveche.

Tampoco olvide que el 80% de lo que usted comunica lo hace a través de su lenguaje corporal no verbal. La importancia del contenido concreto de su mensaje apenas llega al 20%.

Su expresión facial, la posición de su cuerpo, el contacto visual, las posiciones físicas abiertas o defensivas que usted
presente, su tono de voz. Esos factores marcan la parte más importante de su mensaje. Si lo que usted dice coincide con su lenguaje no verbal, su mensaje será aceptado como auténtico. Sin embargo, si sus palabras dicen una cosa y su cuerpo otra, su mensaje será rechazado como incoherente y no auténtico.

Hay muchos factores que inciden en que un mensaje sea percibido como auténtico o falso. Cómo nos expresamos, cómo nos vestimos, cómo nos comunicamos con nuestro cuerpo tienen una importancia vital. Por suerte o por desgracia, mucha gente sí juzga al libro por su portada.

Pablo Gato

CEO, Gato Communications

Para más información sobre Comunicación Efectiva, visite www.gatocommunications.com

Cristiano Ronaldo: por la boca muere el pez

September 19, 2011

“Por ser rico, guapo y ser un gran jugador las personas tienen envidia de mí”, dijo Cristiano Ronaldo a la prensa tras el encuentro de su equipo, el Real Madrid, contra el Dinamo de Zagreb en la Champions League. Ronaldo se quejaba de las patadas que había recibido por parte de los jugadores croatas.

El siguiente partido era de la Liga de Fútbol Española y contra el Levante. Un equipo con un presupuesto infinitamente inferior al del Real Madrid. Un club modesto. Los jugadores del Levante, tras escuchar las declaraciones de Ronaldo, ironizaron y dijeron que cuando el jugador madridista habló de “guapo, rico y gran jugador” pensaban que él se
estaba refiriendo a cada uno de ellos. Las declaraciones de Cristiano Ronaldo fueron interpretadas por muchos como una clara alusión a jugadores de equipos modestos, como el Dinamo de Zagreb o el propio Levante.

El entrenamiento para saber cómo tratar con los medios de comunicación no sólo es para políticos, empresarios y expertos, sino también para deportistas de élite como Ronaldo. ¿Por qué? Porque ya no estamos hablando de que sus declaraciones puedan retratarlo como una persona poco humilde, sino que tienen un impacto directo en los resultados de su equipo. ¿Por qué? Porque claramente dieron motivación extra al Levante para su partido contra el Madrid.

Cualquier equipo está siempre motivado en un partido contra el Real Madrid, uno de los mejores del mundo. Sin embargo, si Ronaldo afirma que otros le tienen envidia porque es guapo, rico y muy bueno, eso implica claramente que esos otros rivales más modestos son feos, pobres y malos. ¿Qué mejor oportunidad de reivindicarse para los supuestos “feos, pobres y malos” que en el partido contra el propio Real Madrid?

Los vaticinios eran que el Real Madrid iba a golear al Levante en su propia casa. De hecho, jugadores madridistas vitales como Özil, el mismo Ronaldo e Higuaín incluso empezaron el partido de suplentes.

El resultado fue una verdadera sorpresa. El Levante logró ganar 1 a 0. Tan solo empatar hubiera sido un éxito, pero consiguieron una heroica victoria y con ella los tres puntos en juego. El Madrid estaba entonces dos puntos por arriba del Barcelona y este resultado le puso uno por abajo.

Además de otros factores que incidieron en el resultado final, ¿alguien duda de que la motivación adicional que dio Cristiano Ronaldo a los jugadores del Levante perjudicó claramente al Real Madrid?

Por ese motivo, los jugadores de élite también tienen que tener el llamado Media Training o cursos de cómo comportarse
frente a la prensa. Por la boca muere el pez.

 

Cristiano Ronaldo: loose lips sink ships

September 19, 2011

“People are jealous of me because I’m rich, handsome and a great player,” said Cristiano Ronaldo to reporters after his
team’s, Real Madrid, Champions League match against the Dinamo Zagreb. Ronaldo was complaining against the kicks he’d received from the Croatian players.

His team’s next game was against the Spanish Football League’s Levante. A team with a budget that pales in comparison to Real Madrid’s. A modest team. Levante’s players, after hearing Ronaldo’s statement, ironically said that when Ronaldo
talked about being “handsome, rich and a great player” they thought that he was talking about each and every one of them. Cristiano Ronaldo’s comments were interpreted by many as a clear allusion to players from smaller teams, such as
Dinamo Zagreb or Levante.

The training to know how to deal with the media isn’t only for politicians, businessmen and industry leaders, but also for elite sports figures such as Ronaldo. Why? Because we are not only talking about his comments portraying him as someone with a big ego, but also because of their direct impact on his team. Why? Because they clearly gave additional motivation to Levante in their match against Real Madrid.

Any team is always motivated in a game against Real Madrid, one of the best in the world. However, if Ronaldo asserts that others are jealous because he is handsome, rich and very good that clearly implies that the other lesser rivals are ugly,
poor, and bad. Is there a better venue to vindicate themselves, the supposed “ugly, poor, and bad” than in a game against Real Madrid?

The predictions were that Real Madrid would out shoot Levante on its own field. In fact, leading Real Madrid players such as Özil, Ronaldo and Higuaín even started the game as substitute players.

The final score was a real surprise. Levante was able to win with 1-0. A tie would have been a success, but they achieved a heroic victory and won the three points at play. Prior to the match, Real Madrid was one point ahead of FC Barcelona and this loss left it one point behind.

In addition to the other factors that affected the final score, is anyone in doubt of the extra push that Cristiano Ronaldo gave the Levante players clearly hurt Real Madrid?

That is why top-shelf players must undergo Media Training. Loose lips sink ships.

 

Ahorra el centavo, gástate el dólar

April 23, 2011

Se cumple el primer aniversario de la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon en el Golfo de México. El accidente se cobró la vida de 11 personas y ocasionó un derrame marítimo de cinco millones de barriles de petróleo, el peor en la historia de EEUU.

Desde el punto de vista de relaciones públicas, resulta sorprendente como empresas tan importantes como BP reaccionaron de forma tan incompetente al desastre. De hecho, el caso de BP se toma ahora como manual de referencia respecto a todo lo que NO hay que hacer durante una crisis.

Antes del accidente, el entonces CEO de BP, Tony Hayward, había reducido el presupuesto de la empresa para relaciones públicas, dejándose asesorar por consultores que obviamente no estaban capacitados para ese trabajo. Y mucho menos para la crisis que se avecinaba. El resultado fue un enorme daño a la reputación de BP y, por lo tanto, también a su negocio. De paso, Hayward perdió su propio trabajo como CEO.

Una empresa que en el 2009 ganó 14 mil millones de dólares comenzó a ahorrar dinero en un terreno para ellos tan vital como son las relaciones públicas y al final pagaron su error. Es lo que se suele decir, ahorrarse el centavo para después acabar pagando el dólar.

Una decisión irresponsable y poco inteligente porque ciertamente una empresa petrolera sabe que, tarde o temprano, puede sufrir un accidente de este tipo y cuando eso sucede tiene que tener un equipo de relaciones públicas de primera categoría listo para bregar de forma inmediata y eficiente con esa crisis. Aunque cualquier empresa o gobierno puede sufrir una crisis por muchos motivos distintos, el mismo caso aplica especialmente para compañías que trabajan en áreas con un contenido especial de riesgo, como por ejemplo las aerolíneas o las  empresas químicas. Es sólo cuestión de tiempo que haya un accidente, por no hablar de un ataque terrorista. Y si esa crisis no se soluciona satisfactoriamente, podría ocasionar incluso el propio fin de la empresa.

Por eso sorprende que una corporación de la relevancia de BP fuera tan miope.

El otro incidente reciente que por desgracia nos recuerda la total falta de preparación frente a situaciones catastróficas es lo ocurrido en Japón.

Yo he estado en Japón varias veces. He tratado profesionalmente con japoneses y empresarios japoneses. Lo último que uno se imaginaría es que un país tan organizado y profesional como Japón no estaría preparado para algo que es completamente predecible.

Japón es uno de los países del mundo más sacudidos por terremotos. En esa zona, obviamente, los terremotos ocasionan tsunamis, con lo cual éste es un factor también completamente predecible. ¿Y es para alguien una sorpresa el potencial peligro que puede generar un accidente nuclear? El gobierno japonés y la empresa dueña de la planta nuclear deberían estar preparados para todo este tipo de situaciones, pero resulta claro que no lo estaban. Algo realmente imperdonable porque estamos hablando de situaciones en las que están en juego cientos de miles de vidas humanas.

Es cierto que la catástrofe fue de dimensiones mayúsculas y que cuando eso ocurre no es fácil reaccionar. Hay un shock psicológico colectivo. Sin embargo, repito, estamos hablando de situaciones completamente predecibles.

Al desastre físico y humano, se añadió el informativo. Hubo un total vacío de información fiable y precisa. El gobierno japonés falló completamente cuando la población más necesitaba de esa información fiable y precisa para tomar decisiones potencialmente de vida o muerte.

Nadie parecía saber cómo tratar con la prensa, qué información dar, qué recomendar. La información que recibía el público era incompleta, verdades a medias o completamente incorrecta. La prensa japonesa decía una cosa y la internacional otra distinta. La empresa dueña de la planta nuclear afirmaba algo y los  expertos independientes desmentían inmediatamente esa información. El gobierno japonés emitía un comunicado y el estadounidense contradecía lo dicho. A todo esto hay que añadir el escepticismo tradicional de muchos japoneses hacia lo que dicen algunas corporaciones de su país, conocidas por ser muy poco transparentes. El resultado fue un total caos informativo agravado por un ambiente de extrema tensión física y emocional. Una tormenta perfecta.

Conozco a personas con familia en la zona afectada de Japón. Me dicen que nadie sabía cuál era realmente el perímetro de seguridad alrededor de la central nuclear, qué hacer, adónde ir a refugiarse o dónde conseguir agua no contaminada o alimentos. No precisamente la imagen que alguien tendría de un país como Japón.

¿Qué ocurrió? ¿No tenía el gobierno japonés un plan de crisis para situaciones como ésas, de nuevo, completamente predecibles? Si lo tenía, ¿por qué no se ejecutó? ¿No realizó el gobierno japonés entrenamientos para su personal clave para saber cómo bregar con la prensa, conocidos como media training, especialmente en situaciones de crisis? Y si hizo esos cursos, ¿por qué actuaron de una forma tan pobre y peligrosa para la población?

¿Cómo es posible que corporaciones multimillonarias como BP o gobiernos tan desarrollados y ricos como el japonés hayan estado tan pésimamente preparados para este tipo de situaciones? ¿Cómo es posible que hayan cometido un error estratégico de semejante magnitud?

No cabe duda de que en desastres como de los que hemos hablado la principal prioridad de gobiernos y empresas es la seguridad física de las personas y del medio ambiente. Sin embargo, en esos momentos, el flujo de información fiable y correcta no es secundario sino también prioritario porque impacta directamente en esa seguridad de los seres humanos y del medio ambiente. Durante catástrofes saber comunicar con efectividad salva vidas.

Desgraciadamente, en el futuro ocurrirán más accidentes o desastres naturales. Vamos a ver si tanto BP como el gobierno japonés y otras instituciones y empresas han aprendido de estos errores o habrá que tropezar otra vez en la misma piedra.