Entrevista: La Opinión A Coruña (7 de noviembre de 2010)

Periodista coruñés en EEUU premiado con dos EMMY por sus investigaciones

Pablo Gato: ´El gran problema de Obama es que no sabe vender lo que hace´

“Se habla del hispano Marco Rubio como rival presidencial en 2012, pero dependerá de lo que haga en temas como la reforma migratoria”

Hace dos años que abandonó el periodismo activo para dedicarse a asesorar a Estados y empresas que operan en EEUU, entre ellas cajas españolas. Es el periodista latino que cubrió más conflictos internacionales en la televisión estadounidense, ha trabajado para grandes cadenas como CNN y NBC y obtuvo dos EMMY y cuatro nominaciones de la academia de televisión por sus investigaciones

SANTIAGO ROMERO | A CORUÑA

-¿Por qué salió tan mal parado Obama en estas elecciones?

-Hay dos cosas. Un tema de fondo, que es la crítica al gasto público que genera la agenda ambiciosa de Obama y otro que, aunque es un tema de forma, es el que ha tenido más impacto en las urnas: Obama ha tenido un fracaso de comunicación enorme, no supo vender lo que está haciendo. Se comunicaron perfectamente bien a la hora de elegirlo como presidente, movilizaron al país de una forma impresionante, de hecho recaudó más dinero que nadie. Pero a la hora de gobernar descuidaron esa maquinaria de comunicación. Y Obama lo ha pagado.

-Da la impresión de que el voto latino le ha dado la espalda.

-El problema es la reforma migratoria. Obama la prometió en el primer año y no lo cumplió. Entonces, aunque ha habido cosas que los hispanos admiten que son buenas y que benefician a todo el mundo, el incumplimiento de esa promesa lo opaca todo en la comunidad latina. Lo otro pasa a ser secundario y hay mucha gente que está decepcionada. Esto le costó votos.

-¿Se verá Obama obligado a cambiar su agenda de gobierno?

-La va a tener que cambiar a la fuerza, o no conseguirá que se apruebe nada. Yo creo que va a cambiar tanto la agenda de los demócratas como de los republicanos. Si se paraliza todo también van a penalizar a los republicanos, no sólo a Obama. Ahora que son parte del gobierno no pueden seguir siendo el partido del no sin más.

-¿Estos resultados pueden ser extrapolables a una elección presidencial?

-Son distintas. Hay mucha gente que ha votado republicano no por ideología, sino para penalizar a los demócratas. Los mismos republicanos admiten que esto no es un voto de confianza para ellos, sino más bien una especie de segunda oportunidad. Y está limitada a dos años. Puede cambiar fácilmente en 2012.

-¿Será el hispano Marco Rubio el rival de Obama en 2012?

-Automáticamente ya se habla de él como candidato presidencial. Ahora bien, el tema es más complicado. Primero, para ser candidato presidencial no le basta con el apoyo hispano. Y también habría que ver si la mayoría de la comunidad hispana se siente cómoda con él como representante digamos oficial. No cabe duda de que va a ser un personaje a tener en cuenta, pero aún está por ver a dónde llega. Entre otras cosas, ahora va a tener que comprometerse en votos concretos. El apoyo de la población hispana dependerá de lo que haga y la clave será la reforma migratoria.

-Creo que es usted el periodista latino que ha cubierto más conflictos bélicos en Estados Unidos.

-Sí, porque en una época me interesó mucho. Entre eso y que nadie quería ir, era la combinación perfecta. He conocido a varios corresponsales de guerra españoles que desafortunadamente han muerto, por ejemplo Julio Fuentes, que fue asesinado en Afganistán y también conocí en la guerra de Irak a Julio Parrado un día antes de que lo mataran. Y al periodista de Antena 3 Ricardo Ortega, que murió en Haití. En España se dice que los gatos tienen siete vidas; en Estados Unidos, son nueve; pues yo he agotado las nueve. He podido morir varias veces, pero tuve suerte.

-Recibió una mención de honor de la academia de televisión por el 11-S. ¿Cómo lo vivió?

-Fue surrealista. Yo vivo cerca del Pentágono, en Washington. Iba conduciendo y vi la enorme nube de humo que salía del complejo militar, que duró días en extinguirse. Enseguida llamé a la redacción, sabían ya lo de las Torres Gemelas, pero no aún lo del Pentágono. Parecía el apocalipsis: coches en dirección opuesta, gente armada cruzando la autopista y de pronto se apagaron todos los teléfonos móviles mientras oías explosiones por todas partes, era el tendido eléctrico, pero había rumores de que había explotado un coche bomba en el Departamento de Estado. Se tenía la impresión de que Washington estaba siendo atacada en toda regla. Fue meterse en ese caos y trabajar sin parar en la redacción durante muchísimos días.

-Los episodios de Washington son los menos documentados del 11-S, por eso se agarran a ellos muchas teorías conspiratorias.

-Bueno? es sólo porque no hay un material visual tan claro como en Nueva York. Mi compañera Lori Montenegro estaba justo delante del Pentágono y vio perfectamente cómo se estrellaba el avión en el Pentágono. Ella lo vio, pero no hay un video donde se vea claramente como en Nueva York. Por eso han salido todas esas cosas.

-Conoció personalmente a varios presidentes en la Casa Blanca. ¿Cuál le impresionó más?

-Clinton, sin duda. Tiene el poder de hacerte sentir el centro del universo cuando hablas con él. Bush también es afable y chapurrea algo de español.

-Uno de sus trabajos premiados destapó algo poco conocido en Europa: la conexión del terrorismo islámico en Sudamérica.

-Sí, en la llamada triple frontera de Brasil, Argentina y Paraguay, que es la capital latinoamericana del contrabando. En esa zona hay una comunidad árabe muy fuerte y había acusaciones de que Hezbollah recaudaba allí dinero para Oriente Medio. Fuimos a comprobarlo y nos encontramos sorprendentemente con gente que confesaba sin tapujos su militancia islámica e incluso alguno que se declaró dispuesto a inmolarse en atentados suicidas si estuviese en Irak.

Advertisements

Tags: , , ,

One Response to “Entrevista: La Opinión A Coruña (7 de noviembre de 2010)”

  1. Mercedita del Toro Says:

    ¡Muy interesante la entrevista y bien merecida los espaldarazos de A Coruña para un magnífico periodista!

    Solo algunos comentarios relacionados con el candente tema de las últimas elecciones en EU. Estoy de acuerdo que Obama “no sabe vender lo que hace”. Tiene que ponerse las pilas pero sigue siendo un talento difícil de igualar. No estoy de acuerdo en lo que la prensa y muchos andan diciendo acerca de los hispanos. Se les olvida mencionar que fueron los hispanos los que ayudaron a la victoria de los candidatos demócratas en Colorado, Nevada, California y Nueva York. Que fueron mas los que votaron por la candidata demócrata para gobernador en áreas de alta población hispana en la Florida (Miami Dade, Tampa, Palm Beach); que no todos los independientes, nos volvimos enajenados y votamos en contra de “Obama”. La cordura prevaleció y nos mantenemos firme a pesar de la tormenta de mala información y el atropelaje de anuncios engañosos.

    A Marco Rubio le salva el triumvirato para la candidatura de senador…sale electo con un 49% de los electores en toda la Florida y entre los hispanos de Miami solo el 45% de los votos. En toda la Florida, juntos, el candidato demócrata Meek y el independiente Chris obtuvieron 50%. Claramente no fue arrollador su triunfo.

    La participación electoral en elecciones como la del martes es históricamente mucho menor por lo tanto huelgan los comentarios como por ejemplo el hecho de que votaron menos jóvenes. Que no votaron tantos electores, etc etc. Ese número siempre aumenta para las elecciones presidenciales. Es quizás por esta dejadez que se perpetúan tantos candidatos mediocres tanto en la Cámara como en el Senado. En mi opinión, esta elección fue una frenética respuesta a un ambiente político polarizado y alimentado por intereses fuera de serie. No fue una elección en contra de Obama, fue una venganza ante el pusilánime comportamiento del partido demócrata y la incompetencia generalizada de los legisladores de ambos partidos.

    Me pregunto que si un presidente no puede ser re-electo por mas de 2 términos y los gobernadores tambien tienen límites, porque no legislan para que los senadores y congresistas tambien tengan límites. Porque no se les designan términos de sólamente 6 años a los congresistas y a los senadores. La industria de la política socava la ética y la sanidad del proceso electoral.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: